EL ESCRITOR DE LA TRAGEDIA

http://www.amazon.com/gp/product/B00Y4QJ30E/ref=s9_simh_gw_p351_d0_i1?pf_rd_m=ATVPDKIKX0DER&pf_rd_s=desktop-1&pf_rd_r=0DMJXS889Q22NTT6BTA2&pf_rd_t=36701&pf_rd_p=2079475242&pf_rd_i=desktop


BIOGRAFÍA JUAN IGNACIO SOIMU.

Juan Ignacio  Soimu nació en la ciudad de Campana (Buenos Aires-Argentina), una calurosa tarde de octubre del año 1981. Desde temprana edad mostró interés en la palabra escrita. A sus 23 años escribe su primer libro al que tituló: “Ellos O nosotros”, y desde aquel momento comenzó una carrera ininterrumpida en la producción de textos. En el año 2009 lanzó al mercado una selección de relatos que formaron parte de su segundo trabajo: “De muerte, intriga y suspenso”. En el año 2013, presentó en sociedad su primer novela; un thriller psicológico llamado: “El escritor de la tragedia”. Al año siguiente, se encontró inmerso en la escritura de 2 novelas más: “Orígenes” y “El anfitrión de la muerte”. Ya al final del año 2014, se lanzó a la investigación y a la redacción de las primeras páginas de su sexto trabajo, al que decidió llamar: “In nomini patris”. En los comienzos del año 2015 comenzó con la escritura de su séptimo  trabajo. Aún sin titular, pero que será un desafío para el autor ya que la nueva novela fusiona 4 historias en simultáneo. A finales de abril de ese mismo año, el autor firmó un contrato de representación con la agencia madrileña Mdm


SINOPSIS:

.Andrés Suanish, un galardonado escritor a nivel mundial, está atravesando su peor bloqueo creativo. Pasaron 4 años desde que editó su último éxito. Cuando creía que su carrera se terminaba de la peor manera, recibe un extraño mensaje que cambiará su vida dramáticamente: 
“Vas a recibir cinco muertes, cinco tragedias, cinco historias. Creo que las necesitas. Adiós Andrés, soy tu ángel. ¡Ah! ¡Me olvidaba!, bienvenido a tu regreso”. 
Cuando menos se lo espera, comienza a recibir “señales” con ideas que pronto vuelca en sus textos. La vida de Andrés Suanish da un giro inesperado, cuando en un viaje a Hungría donde está presentando el libro que lo trajo de regreso, descubre que el crimen que fabuló para su historia termina ocurriendo. 
Una sucesión de hechos inexplicables ponen en riesgo su propia vida y la de su familia, donde un despiadado asesino, logra que el escritor deseara no haber escuchado nunca ese mensaje. 

MI OPINIÓN:

Les diré que esta historia no lleno mis expectativas para ser una novela de suspense esperaba mas, se que muchos no les va a gustar mi reseña ya que ha  tenido buenas criticas y sus fieles lectores le han gustado esta historia, en amazon tiene un buen recibimiento, pero a mi no me  atrapo  y les diré que esta historia me a costado leerla casi cumplo un mes cuando  mucho que tardo en leerme un libro es una semana.Pero como odio de verdad lo odio dejar una historia por la mitad le di una segunda oportunidad y saben que ni si quiera llegue a la mitad del mismo cuando ya sabia quien era el asesino,hay capítulos que son buenos, entiendo lo que quiso plasmar el escritor en esta obra literaria, una mente perturbada por no llegar ser un fracasado bajo un estrés  descomunal después de llegar ha ser el mejor de los escritores con sus historias que siempre llevan a la muerte termine el siendo el responsable de 5 muertes para demostrar que es el mejor y que no perdió su inspiración  y que su verdadera musa era el ego. Lo entendí pero como dije antes no lleno mis expectativas vi la historia muy larga y monótona.

Espero que si logro leer una nueva historia suya de verdad  me sorprendas, me haga disfrutar desde el principio a fin.  Juan Ignacio odio dar malas criticas, pero odio mas mentir y darte falsas opiniones ya que no soy hipócrita espero que con esta reseñas no lo tomes como una derrota sino como un punto de mejora se que eres un gran profesional, un hombre que acepta lo bueno y lo malo si crees que estoy errada mil disculpa espero no ofenderte.

Por: OLIMAR TORRELLES

Comentarios

Entradas populares de este blog

"SAGA PERFECTA." Sé que no es fácil entregar tu corazón...

¿Me enamore de mi hermanastro?...El destino nos quiso separados.

¡Y TENIA QUE SER MI JEFE!